Search

DJ Grandma

#historia

Changemaker, Paulina Braun, creadora de Dancing Międzypokoleniowy [Danza Intergeneracional]. Desde años participa en actividades sociales y artísticas. Ahora mismo plenamente comprometida con la idea de la integración intergeneracional.

 

Autores: Anna Książek, Andrea Pucci

Traducción: Daniel Marti

 

Pensé que sería una simple reunión con Paulina. Lo que encontré, sin embargo, excedió todas mis expectativas. Quince personas mayores, charlando, bailando, llenas de vida, elegancia y un entusiasmo indescriptible. - Bienvenidos, bienvenidos. - Señora, ¡hagámonos una foto juntos! - Wiesia, ¿dónde está el azúcar para café? - Vamos a bailar, sí, lalala lala - Quieren escuchar sobre Paulina, déjenlos sentarse, bienvenidos. Nunca he experimentado algo así. Teniendo en mente a mis abuelos, tenía una visión diferente de los ancianos. Es un momento para acumular enfermedades, temer el mal del mundo y a las malas personas. Sentados en casa, esperando que caiga el telón final. Y aquí hay vida. Alegría. Un aire de optimismo difícil de encontrar incluso entre los jóvenes. Y en medio de esto – Paulina. Pantalones vaqueros rotos, energía imparable. Firme y gentil al mismo tiempo. Ella es la jefa, pero también se preocupa por todos aquí. Ella provoca la acción y, sin embargo, deja espacio a los demás. - Siéntense todos, solo tienen una hora para escuchar. Dejen que Paulina hable. Durante años fui responsable de proyectos sociales, arte - dice Paulina Braun - realicé proyectos para diferentes personas, jóvenes, mayores, personas sin hogar, en diferentes lugares. Sin embargo todo se combina idealmente en el UFO. Estaba en el lugar correcto, en el momento correcto. Tenía un grupo de personas mayores. Te diré algo que aún no le he dicho a nadie, aparte de algunos amigos. Planeamos con los mayores hacer graffiti, pero no logramos obtener suficiente dinero. Tuvimos que rendirnos. Y en ese momento, UFO me pidió que animara este lugar. Fue exactamente hace cuatro años. Se estableció una arquitectura temporal en una famosa encrucijada de Varsovia, un espacio abierto, sólo por vacaciones. Fue difícil para las personas mayores, este objeto parecía extraño. Más bien lo evitaban . Y yo quería invitarlos allí para que pudieran sentir que también es de ellos. Animé este lugar, hice picnics, reuniones de barrio. Y bailes.

Después del proyecto de graffiti ya estaba en contacto con varias personas mayores. Estaba buscando Djs mayores. Los primeros intentos no tuvieron éxito, pero al final me encontré con una entrevista con DJ Vika. Hasta entonces solo tocaba en fiestas para personas mayores, era al comienzo de su carrera. Me acerqué a ella y la invité a cooperar.

Organizamos el evento, que fue un gran éxito. DJ Vika era increíble. Invité también a un DJ algunas generaciones más joven. Hubo una integración real. Yo mismo soy un fiestero, pero nunca me gustaron estas divisiones, los más jóvenes con los más jóvenes, los más viejos con los más viejos, los pobres con los pobres.. De alguna manera es natural, pero si personas de diferentes orígenes se juntan, da energía, permite romper barreras. Bailar provocó esa situación. Vi lo que pasa con los jóvenes, estaban sorprendidos. ¿Personas mayores con una sonrisa en la cara? ¿Bailando? ¿Qué hacen aquí? Recuerdo una escena, chicas jóvenes se sacaban fotos con el teléfono, energía positiva, alegría. Pero también conmoción. En ese momento comencé a pensar que sería genial si reaccionaran positivamente, pero sin sorpresa. Los primeros contactos con personas mayores fueron bastante espontáneos. Alquilé un piso en Varsovia y decidí organizar una cena para mis vecinos. Fui a todos, sugerí el día y la hora y les pedí que trajeran algo de comer o beber para poder pasar un tiempo juntos y conocernos. Vinieron personas de todas las edades, hablamos. Y desde ese momento nuestra vida allí fue mucho mejor. Una cosa tan pequeña como una cena común, y abre una amplia gama de posibilidades. La gente comienza a hablar y salió mucho de eso. Comienzan a ayudarse mutuamente. Se hicieron amigos. Así es como trabajo: hago que las personas se conozcan y les doy algo en común, algo que los une. Un tema común, un espacio. Y si dejas a las personas con eso, los resultados serán increíbles. Y así es como funciona Dancing (Bailando). Solo comienzo el tema, organizo algo. Pero el resto del trabajo lo hacen quienes creen en él. Alguien ve que tiene sentido y persuade a otros. Lleva tiempo, a veces incluso medio año, venir a Dancing. Es esa persona la que convenció al recién llegado, no yo. Entonces, hay un cambio real, la idea se está extendiendo.

Pero comenzamos con cosas simples. Una cena. Luego hacemos conversaciones, compartimos problemas. Con Henryk, un hombre mayor de nuestro edificio, nos hicimos amigos a primera vista. A menudo pasa, toma prestadas películas, me ayuda con proyectos, conoce a mis amigos. Pienso en mis vecinos. No conozco a nadie No vamos más allá de un aburrido "buenos días". Y de los ancianos estoy aún más lejos. ¿Por qué es así? ¿Dónde aprendí esto? Siento tanta desconfianza, incluso miedo, lo que me impide acercarme espontáneamente a la gente en la calle. ¿Es natural para ti? - pregunté - ¿No tienes ningún problema para acercarte a la gente? Mayores, patrocinadores, personas sin hogar ... ¿no tienes miedo? No, no tengo problema con eso. Desde que tengo memoria me acerco a alguien y comienzo a hablar. Pero creo que mucha gente tiene esta inhibición como consecuencia del sistema en el que vivimos. Vamos a jardines de infancia, escuelas y allí tenemos nuestro grupo. Piso cerrado. Nos quedamos atrapados en nuestras comunidades y con el tiempo perdemos la necesidad de mirar a nuestro alrededor. Nuestra curiosidad hacia los demás desaparece. Cuanto más dura, más se normaliza, se crean más barreras. Las personas se aíslan en sus grupos. Y necesitamos Dancing u otras iniciativas similares para cambiarlo. Y luego, la gente siente que los trato como compañeros. Magdalena viene a tomar una taza de café, Eryk llama por teléfono y quiere pasar a conversar. Por la forma en que hablo con las personas mayores, les presento cosas ... saben que soy su amiga, una colega. Es muy difícil de imaginar. ¿Mi abuela es mi amiga? Pero vi a estas personas. Sentí su autenticidad, felicidad y creencia en una vida diferente. Un entusiasmo que esconde la pregunta obvia ... pero aparece inmediatamente después de cerrar la puerta. Paulina, se están muriendo. Sí ... creo que esto es ... bueno, desafortunadamente tengo que llorar un poco cuando cuento esas historias ... pero es importante. Ya sabes, si alguien no piensa en eso, no profundiza, no se da cuenta. La gente mira las fotos y dice que es una fiesta genial. Gente, energía, esas cosas que puedes ver desde afuera. Pero mientras tanto hay funerales. Hay enfermedades difíciles, historias difíciles. Todo está entrelazado, como en la vida. Esta parte de la conversación ocurrió sin ellos. Varias semanas después de la reunión con personas mayores, le propongo a Paulina que quedemos las dos. Quedamos en un bar que colabora con Dancing ofreciéndoles descuentos y cenas gratis. Paulina llegó tarde, huyendo de un curso de barman para personas mayores. En unos días abrirán un club temporal. Temporal ... pero los planes y sueños vuelan mucho más alto. Hemos estado trabajando desde hace unos años y todavía no tenemos una estructura. Ahora creo que comenzaremos el negocio. Hace cuatro años ni siquiera podía soñar que Dancing podría convertirse en un negocio que, además, puede hacer algo bueno para las personas ... Estamos trabajando en varias direcciones. La primera son los eventos, Intergenerational Dancing (Baile Intergeneracional). Hoy organizamos fiestas geniales en Varsovia. Pronto vamos a abrir una sucursal en Trójmiasto (área metropolitana de Gdansk). Mi sueño son sucursales en diferentes ciudades y, en el futuro, en otros países. Pero para hacer eso necesitamos una estructura. Me centro y trabajo para este proyecto ahora, pero miro muy lejos.

Lo segundo es la academia de DJ para mayores. No es solo un taller, sino una academia seria que brinda nuevos trabajos para personas jubiladas que pueden aprender una forma interesante de ganar algo de dinero extra, desarrollar una pasión, viajar y conocer gente nueva. Esta es una propuesta totalmente nueva. Da tanta energía, fluye. Finalmente la agencia de casting, que también está en desarrollo. Se divide en 3 secciones: primero - personas mayores; segundo - minorías nacionales, que son una parte importante de Dancing; tercero: ubicaciones, casas para personas mayores que pueden ser contratadas para producciones cinematográficas. Intergenerational Dancing se está convirtiendo en una marca reconocible. Después de cuatro años, no siempre fáciles. Sabes, me molesta que lleve tanto tiempo. Tenemos que esperar por todo, pelear. Cuando me encuentro con posibles patrocinadores, socios y les cuento cómo trabajo, sin empleados, sin salario, no me creen. Dicen que Dancing ya es una marca y no esperaban que lo hiciera de esa manera, estaban seguros de que tenía mi oficina y mi salario normal. ¿Qué te hace trabajar a pesar de todo? Veo que puedo marcar la diferencia. Que funciona. Realmente cambia algo, la gente comienza a vivir de nuevo. Es medianoche Es hora de decir adiós. Probablemente nos volveremos a ver, habrá muchas oportunidades para hablar.

 

¿Ves algún error en el texto? ¿Quieres apoyarnos en la traducción de escenarios e historias a diferentes idiomas? ¡No dudes en contactarnos! Buscamos constantemente personas que nos ayuden con cualquier idioma. ¡Hagamos juntos que los materiales de Changemaker estén disponibles para más personas! --> hello@exchangetheworld.info


Más historias de Changemaker: exchangetheworld.info